Antecedentes

 

Antecedentes

 

La Asociación MUSADE (Mujeres Unidas en Salud y Desarrollo), es una organización autónoma, autogestionaria y de bienestar social, sin fines de lucro, fundada en 1986 por un grupo de 114 mujeres, provenientes de cinco municipios ubicados en el área rural de la Región de Occidente de Costa Rica.

Esta Asociación surgió en el marco de la experiencia del Proyecto de Salud "Hospital sin Paredes", programa premiado a nivel internacional por su labor pionera en la atención primaria de la salud basada en la participación de la comunidad.

 

Tres acontecimientos importantes contextualizan el marco político social en el que se circunscribe su nacimiento e impulso, ellos son:

 

  1. La implementación de los programas de ajuste estructural que genera un acelerado empobrecimiento de algunos sectores de la población especialmente de las mujeres.
  2. El impulso y desarrollo de un movimiento de mujeres a nivel de América Latina que demandaba el protagonista de las mujeres en la lucha por su emancipación.
  3. El desarrollo desde la década de los 70 del Programa de Salud conocido como “Hospital Sin Paredes”.

 

Inicialmente y ante la presencia de diferentes problemas sociales y de salud detectados desde la atención en salud que se le brindaba a las mujeres, se plantea la posibilidad por parte de Trabajo Social abrir una casa-cuna, para la mujer; sin embargo dicha propuesta no contó con el apoyo de la comunidad ni de las propias mujeres, por considerarlo contrario a los valores tradicionales de una sociedad patriarcal y clerical. Se plantea una labor de consulta popular con las mujeres y en los meses de julio y septiembre de 1986, la Oficina de Trabajo Social, del Programa “Hospital sin Paredes”, convoca a dos encuentros de mujeres de la Región de Occidente. En ellos se buscó analizar el tema: “Participación de la mujer en la familia y la comunidad”, en los mismos, se concluye que la inequidad de género y la violencia intrafamiliar están afectando negativamente el desarrollo personal, y social de las mujeres.

 

Igualmente se contextualizan otras condiciones de las mujeres tales como (Cruz, 1986).:

 

  1. Baja representación de mujeres en organizaciones comunales como Asociaciones de Desarrollo, Comités de Salud y en otras instancias.
  2. La concepción patriarcal del liderazgo comunal que discrimina y subestima la capacidad de la mujer en la toma de decisiones en asuntos de interés comunal.
  3. El papel de subordinación y escaso poder en la toma de decisiones de las mujeres en su ambiente familiar.
  4. La des valoración del trabajo doméstico y extra familiar no remunerado en la agricultura.
  5. La ausencia de políticas locales y nacionales y por tanto de acciones concretas desde el ámbito institucional que dé respuesta a la problemática que enfrenta las mujeres.
  6. La ausencia de organizaciones de mujeres de base comunitaria que facilite la lucha e incidencia en la defensa de los derechos de las mujeres.
  7. La centralización de los pocos recursos institucionales disponibles para las mujeres en la capital del país.

 

“A partir de este diagnóstico las mujeres participantes de los encuentros, con la conducción de la trabajadora social, se plantean la necesidad de las mujeres de tener de un espacio propio de trabajo, desde donde reivindicar con acciones propositivas respuestas orientadas a atender esas problemáticas. Surge así M.U.SA.DE como una alternativa comunal de organización, para las mujeres del área rural de la Región de Occidente.” (ML, GF, 2010).

 

En los archivos fotográficos de MUSADE, se localizó la fotografía adjunta, en ella, aparecen las mujeres que integraron su primera Junta Directiva en 1986. Todas ellas eran mujeres, cuya principal ocupación era el de amas de casa, habitantes de los distritos rurales y activos en organizaciones comunitarias tradicionales.

Esta organización de mujeres fue declarada de utilidad pública en setiembre del 2014. En la Región ha sido pionera en el trabajo de difusión de derechos, el fortalecimiento de la organización y movilización de las mujeres, así como en el abordaje de la violencia intrafamiliar, la violencia contra la mujer.